Desde que vi a tu tía, muero de acedía; desde que no la veo, muero de deseo.


Desde que vi a tu tía, muero de acedía; desde que no la veo, muero de deseo.
Alude, en chanza, a los inconstantes que cambian de opinión y sentimientos cada dos por tres.

Diccionario de dichos y refranes. 2000.